newsletter
26 de febrero de 2013 - Categoría: Embarazo de Alicia

La baja

mujer-embarazada-con-los-zapatos-de-bebe-en-su-vientreHola chic@s!

Recién cumplidas las 35 semanas de embarazo puedo gritar a los cuatro vientos… ¡estoy de baja! Así es, ya no podía más. Conducir 30 kilómetros de ida y 30 de vuelta para ir a trabajar eran too much for me, además de las 8 horas de oficina, los dolores de espalda, los calambres, las jaquecas que llevo sufriendo desde hace unas semanas, etc… De manera que con todos estos factores, mi maravillosa ginecóloga y mi no menos estupenda médico de cabecera han dicho que sí, que ya me tocaba dedicarme a la vida contemplativa por última vez en mi vida.

Y ahí precisamente me surge el primer problema: ¿cómo se hace eso? Cuando estás acostumbrada a no parar y con los nervios de “me faltan cosas para el bebé, ¡me faltan cosas!”, ¿cómo se sienta una y deja simplemente que los días pasen relajadamente? Bueno, no sé a las que habéis pasado por esto, pero a mí me cuesta un montón.

Porque encima en cuanto coges la baja, duermes 8 horas y descansas un poco, todos esos achaques que venías teniendo hace semanas parecen remitir y vuelves a empezar a vislumbrar a esa superwoman que eras antes. Pero no, no os fiéis… porque todo es un espejismo. La realidad es que estás embarazadísima y que en cuanto te agachas dos veces y doblas tres camisetas, te entran ganas de vomitar y te invade un sopor que solo pide sofá y más sofá. Así que o adaptas tu vida a esta nueva situación o te da un pampurrio. Por ello, mi nuevo planning es el siguiente:

Levantarme de la cama no antes de haber dormido 8 horas. Y si me despierto antes, quedarme tumbada leyendo, dando vueltas o lo que sea. Pero el pie no lo pongo en el suelo a no ser que la vejiga apremie (osea, enseguida jajaja).

Desayunar tranquilamente y hacer sobremesa. Hoy me he tirado 1 hora de reloj.

No convertir la baja en la gran oportunidad para tener la casa como la ha tenido mi madre siempre. Estoy de baja, no me he convertido en ama de casa. Así que intentaré llegar del dormitorio al salón sin ir mirando el suelo en busca de alguna pelusa perdida.

Dar un paseo antes de comer o cuando ya he hecho la digestión por la tarde. Son las mejores horas, ni muy pronto ni muy tarde.

Leer, leer y leer.

Ver series, ver series, ver series. Porque estoy segura de que esa fantasía que tengo de “bah, seguro que mientras le doy el pecho me puedo sentar delante de la tele y ver un capítulo de Breaking Bad (o de Gossip Girl, lo confieso)” no es más que eso: una fantasía irrealizable…

Intentar no pensar en el parto. Esto para mí es completamente imposible…

Y ya está, que solo llevo un día de baja.

¿Y vosotras? ¿A qué dedicáis estos días de calma antes de la tempestad?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Publicado en: Embarazo de Alicia

Escrito por Alicia

5 Comentarios

  • 1. Angela  |  26 de febrero de 2013 a las 13:15

    Jajaja, buen planning el que te has hecho, eso si lo del pecho y la tele, jejeje.
    Para ser sincera, disfrute a tope de mi baja, dormia, y cuando me despertaba por la mañana vaciaba la vegija eso si y despues otra vez a la camita hasta que sentia que mi cuerpo ya estaba desperezado del todo, desyunaba tranquilamente, y despues de hacer las cosas de casa, no pude evitar ser un poco marujilla, todo requetelimpio, incluso hice limpieza de cocina, yo misma me decia que asi cuando llegase mi bebe ya lo tenia limpio, jaja todo era ” para cuando nazca ya lo tengo……”
    Despues ya a ponerse guapa y a la calle a pasear, comprar tra

  • 2. Angela  |  26 de febrero de 2013 a las 13:17

    Tranquilamente lo qu eme faltaba…..
    DISFRUTA DE TU ULTIMOS MOMENTOS DE TRANQUILIDAD, piensa que serán las ultimas semanas que no tendrás a una personita que te acompañara siempre, y que será lo mejor que tengas pero para ser sincera esos momentos de soledad yo al menos los echo un poquito en falta….

  • 3. Paloma  |  26 de febrero de 2013 a las 14:18

    Dormir, comer, leer, pasear y ver series…y no necesariamente en ese orden 🙂

  • 4. Trini  |  28 de febrero de 2013 a las 10:32

    Hola Alicia!!
    Disfruta de esos momentos, relájate y no hagas miles de cosas, que me ha dicho un pajarito que no paras… jejejeje
    yo voy 6 semanas por detrás y ya empiezo a ver que esa energía de súper woman que me tenía poseída meses atrás, ha desaparecido y ahora estoy bastante cansadita… así que no quiero pensar como estaré en un mes…

    Como yo ahora me tomo las cosas con bastante calma, por culpa de este embarazo que hace que me piense todo cuarenta veces para elegir siempre lo mejor… (así de boba me he vuelto!) no tengo nada preparado para Pilar.
    Si entre esta y la siguiente semana solucionamos el tema carrito, incorporaremos a su habitación, ahora un solar en construcción, todas las herencias familiares y luego yo me dedicaré a las chorradas pertinentes que una mamá pone para que todo sea lo más moñas posible.

    Estoy pensando en la baja como ese momento perfecto para sentarme en el sofá y hacer cojines, meñequitos y bonitas ilustraciones como para llenar el Louvre… sin dejar de perseguir por la casa esa pelusa que siempre recorre el pasillo de cabo a rabo. El efecto nido lo tengo muy interiorizado!!!
    A saber luego cómo será…

    Un besazo y a cuidarse!!!!

  • 5. Alicia  |  28 de febrero de 2013 a las 20:31

    Y tú cuídate también, que me han dicho que no paras de currar, fines de semana incluidos!
    Aunque si hemos superado, una mudanza embarazadas… podemos con todo!! Yo hoy he tirado por tierra todos mis propósitos de no dedicarme a la casa… porque es lo único que he hecho, marujear… nunca mais!