newsletter
2 de abril de 2013 - Categoría: Embarazo de Alicia

Y llegó Martín…

Hola a todo el mundo!!

Ya tenemos a Martín con nosotros!! 10 días antes de lo previsto, la bolsa se rompió y, tras 24 horas ingresada para ver si el proceso se iniciaba de manera natural, me lo indujeron para evitar infecciones. Así que tras 13 horas de parto (sí… ¡13!), alrededor de las once de la noche del 20 de marzo nuestro pequeñín asomó la cabecilla y dijo… “¡empieza la fiesta!”.

Así que estamos viviendo nuestro Guanántamo particular lleno de privación del sueño, miedos, inseguridades y, sobre todo, mucha felicidad. Es cierto lo que dice todo el mundo, aunque sea un tópico: merece la pena 100%. La sensación que tienes al mirar a tu hijo no la has tenido jamás al mirar a ningún otro niño. Es instintivo y maravilloso, aterrador y un poco duro en algunos momentos. Pero sobre todo es revelador; de pronto piensas cómo has podido vivir hasta ahora sin esta cosita tan pequeña y tan bonita (al menos a mí me lo parece; igual soy de esas mamás que tienen niños monstruosos y no se dan cuenta… ¡me da igual!) y ya no te imaginas tu vida sin él.

Pero ojo, que también se llora. Y mucho. Estás en pleno bajón hormonal y a tu inexperiencia y miedos tienes que sumar que todo el mundo a tu alrededor resulta que ha estudiado pediatría, sean o no padres. Todo el mundo opina. Todo el mundo da consejos. Y todo el mundo te pone de los nervios. Así que como tu bebé tenga el más mínimo problema, corres el riesgo de cogerte una depre post-parto porque sientes que todo el mundo sabe más que tú. Ni caso. Tú eres su madre y tú sabes mejor que nadie como cuidarle. Este consejo no es mío. Es el mantra que me repite mi propia madre en cuanto me ve flaquear lo más mínimo.

Ahh, y respecto al parto… ¡viva la epidural! Es la droga más maravillosa del mundo: pasas de unos dolores tremendos a disfrutar plenamente de todo lo que te está pasando. ¡Si hasta estuvimos haciéndonos fotos! En serio, ahorraos dolores innecesarios y pedidla en cuanto podáis. ¡Nadie os va a dar un premio a las más sufridoras!

Y con esto, llega el momento de la despedida. Ha sido un placer compartir estos meses tan especiales con vosotr@s y agradezco infinito que me hayáis aguantado, animado y comentado tanto. Y a las que aún os queda para ser mamás, os deseo mucha suerte y sobre todo mucha tranquilidad, que el parto es un suspiro. ¡Y aprovechad para dormir ahora, que luego eso se acaba!

Millones de besos y… ¡hasta luego!


16 Comentarios Escrito por Alicia

« Anteriores